martes, 16 de julio de 2019

Córdoba, LA MARCHA DE HOY SÁBADO DÍA 13 DE JULIO A LAS MESETAS BLANCAS AL REGRESO CELEBRACIÓN EN CASA DE PACO PON DEL SANTO ONOMÁSTICO DE ENRIQUE AGUILAR SALMORAL - MARCHA CIRCULAR A TRAVÉS DE EL BRILLANTE - FERNÁNDEZ MÁRQUEZ-AULA DE LA NATURALEZA-ASOMADILLA-LA PASARELA-NARANJO-MAIMÓN-LA PALOMERA-SENDERO ARROYO PEDROCHES-LA TRINIDAD-FUENTE DE LA CUEVA-LOS MÁRTIRES-EL ORIVE -SENDERO ARROYO BARRIONUEVO- LAS PIEDRAS- SENDERO ARROYO LA VENTILLA - LAS MESETAS BLANCAS-BARRANCO DE LOS PRADILLOS - SENDERO ARROYO PEDROCHES FRENTE A LA MESETA BLANCA - CORTIJO VALERO - EL POZO-LA PALOMERA-FIN DE ETAPA A LAS 12 H. EN CASA DE PACO PON.

 


SENDERISTAS.-
Avrelivs-Félix García 
Antonio Espejo 
y Agustín López

Las marchas  que semanalmente venimos   realizando van a dejar de 
publicarse al menos durante la segunda quincena del mes de   Julio  y todo el mes de Agosto,    a su vez   este blog quedará cerrado a partir de esta última publicación, si bien   es posible  consultar las marchas realizadas durante el año a través consulta de su archivo que se encuentra por fechas en la parte derecha del mismo.
                                                      

Como de costumbre y a la hora prevista es decir a las 8 h. pusimos rumbo y marcha para hacer la ruta de los arroyos con ánimo de subir a las célebres Mesetas Blancas  por la cara norte  sobre todo con más sueño retrasado que otra cosa,  las muy  altas y tórridas temperaturas dificultan  bastante poder conciliar el sueño, especialmente durante la noche del viernes al sábado   ya que el espectáculo televisivo que nos ofrece Canal Gol mediante conexión directa con los  países americanos hacen posible a los aficionados poder ver esos extraordinarios combates de Boxeo que por cierto comienzan bastante tarde. 


Llegó el momento de cruzar el Parque de la Asomadilla entrando por el área de la Naturaleza para salir en busca del Barrio del Naranjo a través de la muy moderna Pasarela metálica, luego proseguimos con dirección hacia el Castillo Maimón para bajar hacia La Palomera Baja.


Al llegar a la altura del Puente de Hierro nos desviamos hacía el Sendero del Arroyo Pedroches a través del tablero que han colocado sobre el puente medio hundido, ya veremos a ver si al regreso de las vacaciones no se ha hundido del todo, lo que es menester es que no se produzca una desgracia.


Ahora en este tiempo y a estas horas algo tempranas  ya no se escuchan en este sendero las sinfonías que nos ofrecen los ruiseñores,  ni tampoco cualquier pájaro de otra raza, las calores  hacen   mudar las plumas a los pájaros, ahora estamos en  la época del conocido “espelecho” circunstancia que a estos le entristecen  y son atacados por una especie de fiebre que muchas veces les causan la muerte.

                                                       
LA FUENTE SIGUE VERTIENDO AGUA

lA CUEVA.
Pronto en nuestro caminar nos aparecería Cortijo de La Trinidad, la Cueva y su Fuente, esta  todavía sigue vertiendo un generoso chorrillo de agua que se pierde deslizándose hacia el fondo del arroyo, ya llevamos más de dos mese sin llover ni una gota de agua,


Al llegar al lugar conocido como Fuente de Los Mártires continuamos hacia terrenos del Orive, luego  junto al brocal del Pozo cambiamos el rumbo cruzando el seco lecho del Pedroches para caminar en busca del Sendero Arroyo Barrionuevo hasta llegar al lugar conocido por los de este grupo como Las Piedras.


En este trayecto cruzamos  el seco lecho del arroyo Barrionuevo  y el de La Ventilla que baja de Los Villares deslizandose cuando lleva agua por la cara este de la Meseta Blanca,  allí en la vereda de su ribera nos detuvimos a tomar el potásico y energético plátano canario, la incuestionable PARADA Y FRUTA,


Repuestos los ánimos continuamos con nuestra marcha por las veredas próximas al arroyo La Ventilla hasta encarar La Meseta Blanca o del Sol que con ambos adjetivos se le conoce a este emblemático lugar, llegó el momento de ir subiendo por no decir escalando porque eso ya sería mucho decir pero desde luego no es cualquier cosa esta subidita.


Una vez arriba y como viene siendo costumbre nos hicimos la foto del reducido grupo,  pocos éramos pero ahí estamos como aquellos últimos de Filipinas, los épicos somos un poco duros y aguantamos todo lo que se pueda por no decir todo lo que nos echen.
                                                    
                                                       


Llegó el momento de buscar el camino de regreso a través del sendero o mejor dicho vereda que discurre con dirección a las antenas de RTV y el Cortijo Vaquería de Los Pradillos,  aquello está  enfrente el uno del otro y separado  por un impresionante barranco  donde en su fondo discurre el   arroyo Pedroches.
                       
                              
De modo que con mucho cuidado porque el terreno en algunos sitios es bastante deslizante o resbaladizo y vamos descendiendo alturas    hasta llegar abajo del todo, allí se encuentra el legendario arroyo  Pedroches desde donde fuimos subiendo hasta conectar con  su sendero  haciendo el camino de  regreso.

Ya caminando por algunas  zonas de estos lugares  no suelen entrar con facilidad  los rayos del soletón mañanero- sobre todo  donde se asoman los riscos de Las Mesetas Blancas, abajo a través de un despeñadero rocoso se encuentran las pozas de agua, si bien con la sequia que tenemos desde hace varios años están supersecas.


Yo recuerdo que la primera vez que conocí este lugar iba caminando en 
solitario  pudiendo ver desde arriba esas pozas llenas  de agua totalmente  cristalina  y con  tanto calor que no lo pensé dos veces para descender hacia ellas y darme un baño con las mismas ropas que Adán y Eva vinieran al mundo, me quedé como nuevo y sin ganas de salir de ellas pero como todavía me quedaba mucho trecho hasta llegar a casa no hubo más remedio que cuanto antes salir fuera  para reanudar la marcha
                                                         
 En el camino de regreso por aquellos altos y soledades  salvando aquellos escollos de las graníticas piedras llegamos a terrenos del orive y al brocal del Pozo, lugar este donde difícilmente se puede hacer una fotografía en  las debidas condiciones por la inmensidad de ramajes produciendo oscuridad que se contrasta con los rayos solares, no obstante probamos a lo que salga y en esa foto se ve a Antonio Espejo, Agustín López y Félix García y él que hizo la foto se quedó para otra ocasión. 

Llegó el momento de cruzar el arroyo  Pedroches para situarnos en su sendero y seguir caminando  hasta llegar a ver  nuevamente  en la distancia a ese gigantón que es el Puente de Hierro sobre este arroyo.
Cuando por este puente circulaban los trenes.

Este puente   en su mejores tiempos soportó el paso de los trenes hacía,  de y para Córdoba, Cerro Muriano, Espiel, Belmez,  Peñarroya  y Almorchón,  el pobre ya va a cumplir un siglo esperando su conversión  en Vía Verde,  al parecer va a tener que estar esperando un par de siglos  más  y aún así ya veremos lo que pasa,  dicen que las cosas de palacio van despacio, que no hay ni un puto duro para estas cosas, pero para comilonas sí que debe de haber bastante, no  digamos nada  para  la terminación de la  Biblioteca de los Jardines de la Agricultura, que con tanto celeridad y ahínco comenzó pero  ahí se  quedó estancada la obra  a medio hacer y en el paro obrero y así en la actualidad se encuentra  por falta de recursos.


Desde este lugar conectamos con el sendero arroyo de La Palomera y su piramidal Fuente para después  subir hacia el Castillo del Maimón y el Barrio del Naranjo y de aquí a la Pasarela y el Parque de la Asomadilla hasta Cruz de Juárez, Avenida de Los Almogávares y Santa Rosa hasta llegar al Mesón de Paco Pon ya que  hoy los contertulios sabatinos estábamos invitados para celebrar el  Santo Onomástico  de Enrique Aguilar Salmoral, poco a poco fuimos llegando hasta ocho correcaminos,  incluyendo a Guillermo Medina Gómez que aunque todavía sigue convaleciente de sus tres operaciones, todavía está con fuerza y buenos ánimos,  nos alegramos mucho  de 
que ya esté rodando por las calles urbanas.

Enrique Aguilar Salmoral




Nos sirvieron los bebedizos y la clásica caballa de Barbate, el queso manchego, el huevo frito  con beicon, el jamón serrano  así como el chorizo al infierno, luego pasamos al segundo envite y brindamos por el amigo Enrique, también en algún descuido  sonó alguna desafinada voz cantora  a la que se unieron algunas otras  varias, cantando Cumpleaños Feliz, 
 pero no era su cumpleaños era San Enrique su Santo, con tal alegría que  también hubo tercer round.
                                                         
                                                   
Llegó el momento que  Enrique pagó la “dolorosa” y como el reloj es inexorable y ya eran las 13,30  fue razonable poner fin a la invitación y de marcharnos a casa algo eufóricos y contentos.

Como al principio se ha dicho a partir de esta crónica se echa la persiana y el cierre de este Blog  hasta septiembre.



Felices Vacaciones a todos

                                                                                  

Nota.-Ayer domingo día 14 falleció el compañero de trabajo Rafael Frías Martín, el entierro será hoy lunes día 15 en la iglesia Parroquial de San Fernando a las 12 h. Barrio Huerta de la Reina.

miércoles, 26 de junio de 2019

LA MARCHA DE AYER MARTES DÍA 25 DE JUNIO DE 2019 A SANTA MARIA DE TRASIERRA, VISITANDO LA FUENTE DEL ARCO LA TORRE DEL BEATO Y LAS DE LAS SIETE ESQUINAS ASÏ COMO EL POZO DE LA NIEVE - CRUCE GASOLINERA CARRETERA DE TRASSIERRA KM. 9- TROCHA DE LOS MADROÑOS-EL PINAR DE TORREHORIA-CAÑADA DE LA CORREA-FUENTE DEL ARCO-TORRE DEL BEATO-TORRE DE LAS SIETE ESQUINAS- MIRADOR DE LAS NIÑAS-CARRETERA CO 3402-SENDERO EL DUENDE DEL BEJARANO-LA VIRGENCITA-POZO DE LA NIEVE-SANTA MARÍA DE TRASSIERRA.

                                                      

SENDERISTAS.-
Avrelivs-J. Ruiz
Félix –J. Serna-
Francisco Pérez 
y Agustín López.








Desplazamiento en el Bus de las 7,15 al Cruce de Trassierra con salida de la   Plaza de Las Tres  Culturas para  realizar una marcha senderista a través de diversos y emblemáticos lugares de aquella sierra.

                                                      




En torno a las 7,45 h. nos apeamos del vehículo justo frente a la Gasolinera del Cruce de Trassierra y seguidamente   iniciamos la caminata a través del Sendero PR-A 343 (Vereda de Trassierra),  

                                                   


                                                                  


Nada más iniciar la marcha sobre  este sendero se aprecia que dispone de una extensa vegetación formada en su mayoría por madroños, quejigos y brezos que llegan a formar un arco donde difícilmente penetran los rayos solares.



Puente e Madera.
Otro Puente de Madera
Este  sendero discurre desde sus inicios  en continuas bajadas  y subidas hasta alcanzar la cota de máxima altura en unos 500 metros desde aquí el descenso será la tónica  entre curvas y contracurvas disponiendo   de dos puentes de madera  para salvar alturas sobre un pequeño arroyo del que desconocemos su nombre, la bajada se van suavizando  de tal modo que suele ser una llanura algo antes al llegar a la Urbanización llamada Torrehoria.


                                                   
                        
                   Cortijo del Caño de Escarabita.
Desde éste último lugar continuamos con nuestra marcha adelante a través de una ancha y terriza pista hasta llegar al Cortijo del Caño de Escarabita, lugar este  donde cambiamos  la orientación de la marcha a través de la Cañada llamada de  la Correa, el objeto fue que nos  permitiera  visitar otros lugares existentes en aquella dirección.

                                           
Fuente  del Arco

                    Parada y Fruta.
Otra vista de la antigua fuente.
                                                 
                                                   




  

Tomamos un desvío que nos permitió visitar la conocida Fuente del Arco donde nos detuvimos en uno de aquellos bancos para tomar el refrigerio, también hicimos alguna que otra  foto, de esta fuente no sabemos otra cosa que su origen es bastante antiguo - habiendo tenido que soportar en su larga existencia  varias reparaciones  las más de la veces producidas por  la desconsiderada y dañina  mano airada.                                         
Cortijo  frente a la Fuente del Arco.

Llegó el momento de reanudar la marcha retomando la vereda que anteriormente llevábamos para visitar la Torre llamada del Beato esta se encuentra a corta distancia de donde nos encontrábamos.

                                                      
Torre del Beato
Las estrellas del firmamento,
No van allí a escuchar la flauta.












Para llegar hasta ella tuvimos que ir  arrollando monte bajo así como todas las plantas que nos iban saliendo al paso, luego nos encontramos unos entornos llenos de papeles y suciedades  por todas sitios, siendo evidente que el lugar recibe  muchas visitas de ambos géneros humanos,  quiero decir masculino y femenino,  no  para mirar a las estrellas y el firmamento, ni tampoco para  escuchar  en aquella soledad serrana  la mozartiana  obertura de la flauta mágica, entonces visto lo que había que ver de esta Torre  Vigía, no  siendo otra cosa que  una más de varias de ellas  formando antiguo  cinturón vigía   sobre  la sierra, siendo muy posible y más que probable  que  fuera  de origen musulmán conjuntamente con su vecina llamada  de las Siete Esquinas,  antes de partir hacia ella  nos hicimos una foto en grupo.
                                                                                                                                       

El Grupo al lado Torre del Beato.

                                        



Paisaje.
                                                                                                    
Ahora nos situamos en la carretera  justo en una de las dos entradas que permiten el descenso a la conocida Torre de las Siete Esquinas, entramos hacia ella para ir bajando y salvando escollos  hacia donde esta se encuentra,  por cierto está algo alejada  y también con mucho forraje que de alguna manera dificulta poder caminar con cierta rapidez.



Una  vez abajo da gozo apreciar las  vistas panorámicas desde aquel lugar y altura también  hubo quien se entretuvo en contar los lados de  que está compuesta  y no le salieron las cuentas  ya que son ocho en vez de siete aquellas que tiene  en cuyo caso la torre es octogonal,  se le hizo la foto  y en marcha hacía el Mirador de Las Niñas.

                                                                                                       
                                                   

A base de golpe de botas y calcetines a través de la carretera CO -3314 nos metimos en aquello que en otros tiempos fuera  el cuidado Mirador llamado de Las Niñas,  desde allí era posible en otros tiempos deleitarse mirando los paisajes  de la campiña y de la ciudad, donde los más atrevidos osaban descender hacia las boca- minas con linterna en mano,  también bajando través de la Cañada del Cobre  hasta llegar a la carretera CO 3402 o continuar a campo a través hacia el Parque Figueroa y cuando no hacía el Castillo de La Albaida.

Vistas desde aquel lugar.

Explanada del Mirador de  Las Niñas.
   Hoy todo aquello deja mucho que desear ya no es lo que fue ni mucho menos toda vez que  la incuria y el abandono ha llegado hasta allí,  en estas condiciones tampoco merece  mucho la pena molestarse en hacerle una visita - todo ha     quedado en una desolada y descampada ruina llena de latas, suciedad y hasta escombros  con la indolencia de  quienes le corresponda  mantener en buen estado para uso y disfrute de la ciudadanía.

Carretera adelante.

Vereda El Duende del Bejarano
Bar Los Almendros
Dimos media vuelta y en marcha nuevamente en busca de la carretera hacia la Gasolinera del Cruce para entrar una vez más a través del Sendero PR-A 343 a Torrehoria y desde allí enlazar después de algunos andantes kilómetros con el local sendero llamado el Duende del Bejarano que discurre paralelo a la carretera que conduce a la Barriada de Trassierra pasando por la Virgencita.
                              
             
                                              
        
Añadir leyenda
                          
Las Vacas pastando
     


Aquí se inicia la entrada a la Vereda del Duende del Bejarano.

                                              

Al llegar a la Urbanización llamada el Salado existe un cartel orientativo con indicación del nombre y situación de las calles, pero lo curioso es que el nombre de cada calle va dedicado al nombre de  bandidos y asaltadores de caminos que en su época sembraron el terror tanto en la sierra como en  la campiña, vaya de ejemplo  estos nombres  C/. Antonio Ríos- Alias “Sorniche” - C/. “Joaquín Camargo”-Alias  “El Vivillo·”- C/. Cristóbal Ruiz –Alias” Zamarrilla”-C/. Manuel Flores-Alias “Caparrota”- C/. Juan  Mingolla-Alias Pasos Largos-C/. Juan Caballero-Alias “El Lero”.


Así sucesivamente  hasta más de una docena de calles con el nombre de estos insignes personajes que en sus tiempos fueron  la flor y la nata de los Bandidos más célebres que hubo en Andalucía

Mientras tanto en la ciudad quitan el nombre a ciertas  calles dedicadas a personajes  que con su labor, esfuerzo y sacrificio  gloria y fama diario a Córdoba, mucho le debe esta ciudad a ellos,  vayan solo dos ejemplos para no ser excesivamente prolijo ya que el tema es de dominio público:   Cruz Conde y Cañero, estos hombres mucho hicieron por la ciudad  ahora    los ediles  responsables se quedarán  tan satisfechos sin hacer caso al clamor de los ciudadanos, pero eso sí sacándole brillo a la placa  de la calle Dolores Ibarruri, la Pasionaria, esto no hay quien lo entienda, ya en las urnas se ha visto el descontento popular  y el voto de castigo,  supongo que para poco le  ha valido a estos eminentes políticos y políticas la gran machada.
      El Pozo de La Nieve.


                                                   

Un esfuerzo más y al Pozo de la Nieve hubo que subir  para esta subida existen tres senderos circulares bien señalizados  no obstante cada vez que subimos por ellos  tenemos que andar como los perros sabuesos hasta dar con el dichoso Pozo,  este se encuentra en un cerro que alguno le llama San Cristóbal (que no me lo creo), este nombre no aparece  por ningún sitio, pero al menos ya le hemos cogido el tranquillo, la primera vez que a él subimos le preguntamos a una señoras que estaban desayunando en la terraza del Bar la Cabaña y nos informaron a grosso modo no obstante  nos dijeron textualmente, ¡¡para subir ahí arriba hacen falta dos piernas con mucho aguante y todavía más para poder  bajar!!, le dimos las gracias, Herminio y yo que fuimos los dos que subimos,  las mujeres se quedaron un tanto dubitativas, nos miraron y  vieron a uno con el pelo más blanco que los copos de la nieve y el otro totalmente calvo - debieron sacar sus supuestas deducciones como personas incapacitadas para esta especie de gesta según ellas. 


Cuando bajamos todavía estaban de charla estas dos señoras en el Bar, las volvimos a saludar diciéndole que la subida no era como  para tanto, entonces se quedaron boquiabiertas,  dijeron ¿ya están aquí de vuelta en tan poco tiempo?. Pues si señoras, les volvimos a dar las gracias y al Centro de Mayores nos fuimos con el resto de compañeros que estaban jugando la partida de dominó.    
                                                       

Ayer al terminar la marcha también le volvimos hacer una visita a Rafael que regenta el Bar del Centro de Mayores llamado Pozo de la Nieve en Santa María de Trassierra, luego cuando se aproximaba la hora de salida del Bus que bajaba de Los Llanos de Arjona nos subimos a él y a las 13,15 h. ya estábamos de regreso de una mañana que se nos hizo corta y con unos dieciocho kilómetros metidos en el cuerpo
                                                   
                                                  

  



  ¡¡¡HASTA OTRA!!!